La Alcaldía – Municipio de Arecibo :: ¡Una Ciudad Que Crece!

La Alcaldía

Sobre la Alcaldía Descripción
Localizado: Avenida Jose de Diego #100
Abierto:
Horarios
Website CiudadDeArecibo.Com

 

La Alcaldía de Arecibo, fue construida en el año 1866, a un costo de treinta y dos mil dólares ($32,000.00), sin incluir solar y mo-biliario.

Apenas habían transcurrido dos años desde su terminación, cuando el 24 de septiembre de 1868, los sospechosos de la revolución del Grito de Lares fueron detenidos en la cárcel de Arecibo, en la planta baja del Ayun-tamiento. El Alcalde Mayor de Ponce, don Nicasio de Navascués Aísa, fue nombrado por el gobierno español, para investigar el suceso. Don Nicasio, se traslada a Arecibo y usa esta Casa-Alcaldía como centro de los trámites judiciales de los hechos.

La historia de los sucesos en el pueblo de Lares, en el año 1868, y los de la Estrellada en 1873, han quedado unidos para siempre al edificio de la Alcaldía de Arecibo, donde se desarrollaron los angustiosos dramas provo-cados por la investigación de Navascués, que terminó con una amnistía publicada en la Gaceta Oficial, el 26 de enero de 1869.

En el año 1875, desde el balcón de este edi-ficio Don Luís de Ealo, quien también era abogado, proclamó la libertad de los escla-vos.

El 11 de octubre de 1898, el día en que las tropas norteamericanas toman posesión oficial de Arecibo. Los balcones de este edi-ficio estaban abarrotados de gente con gran nerviosismo y tensión entre las autoridades tanto españolas como norteamericanas.

Por más de un siglo el Ayuntamiento, Mu-nicipio o Alcaldía de Arecibo, ha servido como sede para los primeros mandatarios de nuestro pueblo. Inclusive en un mo-mento dado, en la parte de atrás estuvo ubicado el Parque de Bombas. La Alcaldía se convierte en el testigo más fiel de la vida pública y política de Arecibo.

Sabías Que… En un dato histórico se comenta que debajo del aljibe ubicado en la alcaldía, existe un túnel que recorre toda la calle Gonzalo Marín, hasta llegar a Casa Ulanga. Este túnel se utilizaba para trasla- dar a los presos desde la Alcaldía hasta Casa Ulanga.

En el 1919, la Alcaldía sufre daños a con-secuencia de los temblores de tierra y fue remodelada añadiéndole una torre con reloj y un balcón que se extendía hasta la acera.

En el año 1978, bajo el mando del Honora- ble José A. Cedeño, Alcalde de Arecibo para esa época, se comenzó la restauración del edificio, tratando de llevar la misma a su fachada original. La restauración finalizó en el año 1980.