Historia de Arecibo – Municipio de Arecibo :: ¡Una Ciudad Que Crece!

Historia de Arecibo

Varios historiadores no pueden determinar una fecha exacta que nos diga cuando se estableció lo que hoy día conocemos corno Arecibo. Los arecibeños Dra María Carlina de Martínez y Don José Limón de Arce opinaban que fue en el año 1515, mientras otro arecibeño Don Cayetano Coll y Toste opinaba que fue en el 1533; pero todos están de acuerdo en que para mediados del siglo XVI había un villorio a orillas del Río Abacoa (Río Grande de Arecibo). Si el año exacto fue en el 1515, podemos decir que Arecibo es la Ciudad más antigua que permanece en su localización original.

En 1616 recibe su nombre oficial derivado del cacique Francisco Xamaica de Arasibo y bajo la advocación de Sant Phelipe Del Arecivo, siendo en el año 1778 que se le elevó a la categoría de Villa y para el 1850, a Arecibo, por Decreto Real, se le otorga el título de “Muy Leal”.

La ciudad de Arecibo está localizada en las llanuras de la Costa Norte de la Isla, a 50 minas al oeste de San Juan. El crecimiento tanto de viviendas como de negocios se ha impulsado hacia el oeste del pueblo. La población actual de la ciudad, según el censo de 2000 es de 100,131 habitantes. El Municipio posee 19 barrios en una extensión territorial de 127 millas cuadradas. A través del mismo pasan los ríos Grande de Arecibo y Tanamá. Geográficamente es el municipio más grande de la isla y sexto en población de habitantes. En los últimos años se han construído nuevas urbanizaciones y escuelas.

El cognomento con que se conoce a Arecibo es “La Villa del Capitán Correa”. Esto se debe a que en el 1702, el Teniente de Guerra Antonio de los Reyes Correa “Capitán Correa”, con un grupo de 30 milicianos repeló una invasión inglesa en las costas de Arecibo y fue condecorado por el Rey Felipe V de España, También se le conoce como “La Muy Leal Villa del Capitán Correa” y para algunos “Pueblo del Ceti”. Nuestro gentilicio: arecibeños.

FelipeAntonio de los Reyes Corre fue uno de esos valientes puertorriqueños cuyo espíritu de valentía en la defensa de su patria lo ha nevado a engrandecer y ennoblecer la historia de Puerto Rico. Son héroes que han hecho historia puesto que la actuación por ellos desempeñada ha girado sobre 18\ruta histórica de su país. A su honor es que debe Arecibo, su pueblo natal, el sobre nombre de la Villa del Capitán Correa.

Según el historiador arecibeño, Cayetano Coll y Toste, en su libro: “Crónicas de Arecibo”, nos narra; se ignora la fecha de nacimiento del Capitán Correa, ya que su partida de bautizo se perdió y los libros bautismales del archivo parroquial comienzan a registrar los bautismos en el 1708. Se presume que nació a fines del siglo 17 (1684 ?) ya que era una persona joven cuando batió con los ingleses. Según Coll y Toste: “ lo que se sabe con certeza fue cuando falleció, en el l758, 56 años más tarde de su hazaña con los ingleses”. “Estuvo casado con Estefanía Colón y procreó 5 hijos: Felipe, Francisco, María del Rosario, María de las Nieves y María Magdalena”. Su amor patriótico y espíritu heroico lo demostró en la ocasión de la invasión inglesa a la isla de Puerto Rico el 5 de agosto de 1702. Los ingleses entraron en Arecibo en un momento que creyeron de suerte para ellos. Los milicianos fingieron retirarse, mas al llegar a los montículos de arena que servían de defensa a la ciudad, los soldados atacaron repentinamente al enemigo inglés. Iban dirigidos por el Capitán de Milicias Antonio de los Reyes Correa, lograron romper las filas contrarías y con gran temeridad atacaron provistos de lanzas y machetes a los ingleses, armados de fusiles y espadas. La audacia y el valor con que lucharon los lleva a vencer al enemigo a quien persiguieron mar adentro de sus navíos.

Este gesto de herocidad inmortalizó al Capitán Correa y a sus compañeros Serrano Rodríguez de Matos y Pedro de Alejandría. En aquel acto de lucha el Capitán Correa contaba únicamente con treinta hombres y un ayudante. Logró personalmente matar al capitán inglés. Salió herido de bala y con otras heridas. El soldado Pedro de Alejandría murió a consecuencia de las heridas sufridas en la lucha.

El rey Felipe V de España, al recibir el informe del acontecimiento de parte del gobernador Gutiérrez Rivas, honró al Capitán Correa con la Medalla de oro de su Real Efigie y el grado de Capitán de Infantería del Ejército Español el 23 de septiembre de 1703. Este mismo título se le concedió a Nicolás Serrano y a Rodríguez de Matos el de alferéz. Concedió una pensión a la familia de Pedro de Alejandría. Repartió además quinientos pesos entre los milicianos que tomaron parte en el combate.

El Capitán Correa desempeño el cargo de Teniente de Guerra en Arecíbo, cargo que legó a su ahijado y nieto Don José Correa y Rodríguez de Matos. El Capitán Correa es un ejemplo vivo de esos hombres notables del pasado que han arriesgado su propia vida por la defensa de su patria.

Logo-De-Arecibo

El logo de nuestra Ciudad de Arecibo es símbolo de nuestra esencia como pueblo y el vanguardismo al que vamos encaminados. El color amarillo representa el sol que todas las mañanas nos abraza y llena de energía para salir a trabajar y levantar nuestra Ciudad. El color verde son nuestras tierras, campos y establece que somos ricos en recursos naturales. El azul representa nuestras costas, playas y ríos, recursos que nos distinguen por toda la Isla. Nuestra A, símbolo de lo que somos y hacia donde vamos.

Arecibo… ¡Una Ciudad que Crece!

Escudo-De-Arecibo

La corona antigua recuerda al cacique Francisco Jamaica Aracibo, converso al cristianismo, quién reinó sobre la región del Abacoa, hoy Arecibo. Las dos tortugas son símbolo de antigüedad. La población de Arecibo es una de las cuatro más antiguas de la Isla. Los losanges o rombos dorados son parte del escudo de armas del gobernador Felipe de Beaumont y Navarro, Gobernador de Puerto Rico (1614-1620). La correa en oro y hebilla de plata que bordea el escudo alude al héroe Antonio de los Reyes Correa, Capitán a Guerra de Arecibo. En la correa, en letras de sable, dice Muy Leal, lema concedido a la ciudad en 1850. Antes tenía cuatro torres que significaba Villa, título que recibió Arecibo en 1778. Hoy en día el escudo tiene cinco torres, que identifican al pueblo como Ciudad Metropolitana.